Autora : Nariel Springfield 7 jul. 2015


¡Hola cerecitas!

Estos días que he tenido un poco más de tiempo libre, y queriendo terminar las series para Gomiparty pudiendo aportar algo más que mi manqueo extremo en videojuegos shooter, decidí ponerme a tope con Bioshock 1 (que me quedaba poquito para terminar) y Bioshock Infinite y tengo que decir que no me han defraudado nada. Podría estar horas hablando de la saga, pero como no quiero hacer un post hiper largo donde os durmáis, voy a hablar juego por juego a medida que empiece las sagas en el canal de youtube. Allí, si queréis, cuando acabe cada serie sí que haré un vídeo explicando más a fondo las cosas que he ido viendo sobre la trama, historias secundarias y demás. Así que hoy vamos a ir con el principio de esta impresionante saga: Bioshock.

Por si acaso no habéis jugado aún a esta joya, que me parece imprescindible si eres un amante de los videojuegos, voy a intentar no adentrarme mucho en lo que es la línea argumental para no joderos la historia, porque de verdad que es para vivirla. La historia nos lleva a los años 60, al océano atlántico, donde nuestro protagonista sufre un accidente de avión. Como sobrevivimos al mismo, llegamos a nado a un faro cercano, donde debemos refugiarnos. pero ese faro es algo más que una simple luz para ubicar a los barcos: es la entrada a Rapture. ¿Y qué es rapture? Es la utopía de Andrew Ryan, una ciudad submarina creada por la obsesión de este hombre de crear una sociedad con los pilares fundamentales del elitismo artístico y social. Pero, sobre todo, con la ciencia por encima de cualquier tipo de presión religiosa, ética o política.

Pero cuando llegamos a Rapture, la ciudad se ha convertido totalmente en una distopía, en una ciudad devastada por la violencia, con las calles manchadas de sangre donde lo que prima entre los habitantes que quedan allí son la supervivencia y la recolección del material genético más preciado: ADAM. A medida que nos adentremos en Rapture buscando una manera de salir de esa pesadilla, iremos descubriendo todos los entresijos de la ciudad, de su fracaso y de las verdaderas barbaridades que se llevaron a cabo al dar vía libre a la experimentación científica.

Desde el primer momento tendremos que defendernos con las armas que vayamos encontrando, aunque tendremos, además, un plus: los plásmidos. Los plásmidos son una sustancia que reescribe el código genético del protagonista y que le dotarán de distintos poderes que serán muy útiles a la hora de seguir la historia, tanto para luchar como para resolver alguna que otra prueba.

Una de las cosas que más me apasionaron de Bioshock fue la ambientación. La mezcla entre la estética de los años cincuenta y ese toque steampunk que posee gracias al desarrollo tecnológico y científico de Rapture, consigue que visualmente sea uno de los juegos más bonitos que he visto hasta ahora. Además el nivel de detalle, los reflejos y los juegos de luces y sombras ayudan mucho a mantener el ambiente tétrico a lo largo de toda la historia. No es tanto un juego de terror puro (aunque sí puede darnos algún que otro susto) como un juego de intriga donde sientes la presión a lo largo de todo el recorrido.

Otra cosa que me apasionó, aunque no entraré en detalles por lo obvio, fue el juego que se consigue entre la realidad y el videojuego. Algo que os recomiendo es que escuchéis muy bien cada conversación que tengáis, cada cinta que encontréis, porque en esos detalles se encuentra la grandeza de Bioshock. Además de, por supuesto, en sus grandes giros dramáticos. una historia redonda que nos tiene en tensión hasta el último momento.

Bioshock tiene varios finales (creo que dos, yo de momento solo he sacado uno) que depende de unas decisiones que deberéis tomar a medida que pase el juego. Así que incluso podéis disfrutar de él al menos un par de veces y ver qué final os sale cada vez. Y aunque sea una saga y haya dos juegos más que lo complementan, es una historia autoconclusiva.

No quiero entrar más en detalles, pero si no habéis jugado a Bioshock, aunque los shooter no sean vuestro fuerte, tenéis que hacerlo, porque ya solo por la historia, por la tensión y por la estética general del juego merece la pena. cada poco está de rebajas en steam, así que si no lo tenéis, haceros con él, de verdad. Y si lo tenéis y no lo habéis jugado, ya estáis tardando en hacerlo. Y si lo habéis hecho, ¿qué opináis de él?

Yo le doy un cinco de cinco, porque me ha enamorado ;)

Si queréis ver el gameplay que voy subiendo poco a poco, donde voy hablando de él mientras juego, podéis hacerlo en GomiParty.

¡Hasta la próxima, cerecitas!

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Mundo de cereza - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -