Autora : Nariel Springfield 27 dic. 2015



¡Hola cerecitas y Feliz Navidad!

De nuevo he estado un poquito desaparecida y lo siento, pero se me están pasando las fiestas rapidísimo. De hecho quería aprovechar para leer un montón y poder ponerme al día con algunos juegos pendientes y al final no lo estoy haciendo. Pero como tenía ya pensado hacer una pequeña reseña (sin spoilers) de este juego, os la traigo antes de que finalice este año.

Para quien no conozca los juegos de Telltale, solo decir que son una maravilla. Utilizan la idea de la novela visual mezclada con una jugabilidad muy simple y una estética fácilmente reconocible para los que ya hayan jugado a alguno de ellos. Siempre divididos en diferentes capítulos y continuando una misma historia, la compañía nos lleva a mundos como Minecraft, Juego de Tronos o Regreso al futuro entre muchos otros. Con unos cuantos títulos en el mercado, Telltale se ha posicionado como una de esas compañías que consigue levantar expectación con sus próximos lanzamientos y que no decepciona a los jugadores. Hoy os traigo el primer juego de esta compañía al que he jugado y del que me he enamorado profundamente: The Walking Dead.

Basado en el popular cómic de Robert Kirkman y Tony Moore, The Walking Dead nos mete en la piel de Lee, un presunto delincuente que va directo a la cárcel en un coche patrulla. Así comienza la historia, con Lee esposado en la parte trasera de un coche de policía y camino de la cárcel por cometer un delito. A mitad de camino se cruza un caminante por delante del coche y tenemos un accidente. Es entonces cuando, tras librarnos de un zombi y ver que el policía ha muerto, cuando llegamos a una casa en busca de ayuda y conocemos a la co-protagonista de esta impresionante historia: Clementine.

La historia es impresionante. Tensa, llena de decisiones difíciles (creedme, algunas muy difíciles) y con momentazos que consiguen ponerle a uno la piel de gallina. A lo largo de cinco capítulos iremos conociendo nuevas personas que íran formando parte de nuestra vida y cuya relación con ellos, unido a las decisiones que tomaremos, llevará la historia por caminos diferentes.

La estética es una de las cosas que más llamó mi atención. Es como leer un cómic, ya que no parecen modelos 3D sino dibujos que sobran vida. Aunque eso hace que en apariencia sea un poco plano, las cinemáticas y las partes jugables son una verdadera pasada, Y en cuanto a la jugabilidad es muy sencilla, de modo que no hay que saber utilizar treinta controles, dominar cuarenta armas ni nada por el estilo. Para mí es un punto a su favor.

Así que si no conocéis este juego os recomiendo de todo corazón que le echéis un ojo, porque es una historia que os llegará a lo más profundo del corazón. Yo acabé llorando como una magdalena.

Y con esto me despido, cerecitas mías, no sin antes deciros que a este juegazo le pongo mis cinco alpaquitas amorosas porque lo merece.



¡Nos vemos en el próximo post!

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Mundo de cereza - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -